Enclave estratégico

Nuestro centro de actividades se encuentra en la comarca de Sigüenza, en plena Sierra Norte. Un entorno privilegiado que lo convierte en un lugar ideal, tanto para el desarrollo de actividades en la naturaleza, como para disfrutar del descanso y esparcimiento o como punto de acceso a multitud de visitas turísticas a enclaves naturales, turísticos y culturales. Permitiendo acceder cómodamente a lugares tan emblemáticos como Sigüenza, Atienza, el románico rural o la arquitectura negra. También a espacios naturales como el Parque Natural del Río Dulce o la hoz del Río Salado.

Sigüenza

A 24,5 Km de nuestro centro de actividades se encuentra la hermosa ciudad de Sigüenza, declarada Conjunto Histórico-Artístico Nacional en 1965. Coronada por su impresionante castillo, que actualmente es el Parador de Turismo, es una ciudad de obligada visita, repleta de edificios civiles y religiosos de gran belleza. Como la catedral de 1130, con su magnífico rosetón. La plaza Mayor o del mercado, de estilo renacentista, donde destacan las casas de los canónigos, el Ayuntamiento y la Puerta del Toril. Destaca también la sacristía de las Cabezas, que alberga una importantísima colección de arte, entre la que se encuentra una Anunciación de El Greco. Otros puntos de interés son la Casa del Doncel, la iglesia románica de San Vicente, la posada del Sol, la parroquia de Santiago, la iglesia de las Ursulinas, el Seminario, el colegio de la Sagrada Familia, el Humilladero de la Vera Cruz, la casa del Arcediano y el colegio de Infantes.

Barranco del Río Dulce

El Parque natural del Barranco del Río Dulce, es un espectáculo natural de gran belleza, donde el río Dulce ha excavado un gran cañón, formando cascadas, cuevas y formaciones geológicas de gran interés. Las cristalinas aguas del río están flanqueadas por un frondoso bosque de ribera. En este idílico lugar para la práctica del senderismo, se realizaron numerosas filmaciones del mítico Félix Rodríguez de La Fuente para sus documentales de la serie El Hombre y la Tierra, a quien se rinde homenaje en el mirador que lleva su nombre y desde el que se puede observar, no sólo el magnífico y espectacular paisaje, si no los buitres, águilas, alimoches y halcones que pueblan sus cielos.

El parque ocupa una superficie de más de 8.000 hectáreas y cuenta con varias rutas que permiten disfrutar del espacio natural en todo su esplendor.

Valle y Salinas del Salado

El LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) y Valle del Río Salado, es un espacio natural de cerca de 11.600 hectáreas, con infinidad de accidentes geográficos y Zona de Especial Protección para las aves. Si bien destaca por la presencia de gran número de aves, las más características de la zona son el buitre leonado, el alimoche y el halcón peregrino. En las seis zonas del valle del río salado, podemos observar una gran diversidad de flora y fauna. Ya que coincide con el Sistema Central, el Sistema Ibérico y con la sierra de Ayllón. Cuenta con varios puntos de gran interés turístico para visitar. Como las Salinas del río Salado de Paredes de Sigüenza, La Olmeda, Imón, los encinares de Santamera, en Huérmeces del Cerro y el Macizo de Riba de Santiuste, en Alcolea de las Peñas.

El Pinar de Sigüenza

Rodeando más de la mitad de la medieval ciudad, el Pinar de Sigüenza es un auténtico pulmón verde, lugar de paseo de los Seguntinos, donde realizar diversas rutas de senderismo. Se trata de un gran pinar que fue plantado durante los siglos XVI y XVII para extraer madera y resina. Además de los pinos, encontraremos encinas, quejigos, enebros, chopos y sauces. Es un lugar ideal para el paseo, ya que la pendiente es bastante uniforme en toda la extensión del monte, salvo en los barrancos que forman los cauces de los distintos arroyos que cruzan el pinar.

Hayedo de Tejera Negra

Se trata del hayedo situado más al sur de Europa, conservado gracias a un excepcional microclima. El bosque de hayas que nos traslada a un ambiente de cuento, crece en dos valles, flanqueados por altas y afiladas crestas rocosas. Un lugar donde maravillarnos por sus colores, por el musgo del suelo y, sobre todo, por el silencio. Además de las hayas, podemos encontrar robles melojos, pinos silvestres, tejos, acebos, abedules y, en otoño, el apreciado Boletus Edulis. En cuanto a la fauna, está poblado por corzos, zorros, jabalís y la majestuosa águila real.

Se puede visitar realizando cualquiera de las dos rutas circulares a pie: la Senda de las Carretas y la Senda del Robledal. También existe una ruta circular para bicicletas señalizada, que llega al río Zarzas. Como todos los hayedos, las mejores épocas para visitarlos son el otoño y la primavera.

Arquitectura Negra

Entre las vertientes meridionales de Somosierra y de la Sierra de Ayllón, encontramos uno de los conjuntos más impresionantes de la arquitectura popular europea: Los pueblos de La Arquitectura Negra. En periodo de declaración por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Esta arquitectura debe su nombre al uso de la pizarra negra extraída en el entorno natural de la zona, tanto en los tejados, como en los muros de las casas. Debido al clima extremadamente frío de la comarca, las casas son de muros anchos, portones de madera, ventanas muy pequeñas, grandes espacios para cocinas y chimeneas y habitaciones pequeñas. Este tipo de arquitectura se aplica a todas las construcciones, bien sean viviendas, construcciones para el ganado, caminos, puentes, etc. Haciendo que se mimeticen con el entorno en una simbiosis casi perfecta, que dota al lugar de su espectacular atractivo.

Síguenos en:

Facebook Twitter

© Multiaventura El Molino 2015 C/ El Molino s/n Huérmeces del Cerro (Guadalajara) www.multiaventuraelmolino.com info@multiaventuraelmolino.com Tel: (+34) 679 428 740 Empresa de Turismo Activo registrada en JCCM con Nº 19014110027
logo-albergueelmolino
logotipo-para-web-rio-salado

Pin It on Pinterest

Share This